El mágico poder de las velas - Velas Esotéricas
15819
post-template-default,single,single-post,postid-15819,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

El mágico poder de las velas

El mágico poder de las velas

EL MÁGICO PODER DE LAS VELAS Y VELADORAS

No es un juego. El uso de las velas y veladoras es tan inocente como poderoso, por esta razón se han empleado, y todavía se emplean, en variadas ocasiones y en no pocos rituales sociales y religiosos. Celebrar un acontecimiento, cautivar el ambiente, oficiar una liturgia religiosa y prefigurar una atmósfera romántica, son momentos que bien vales encender una vela: pero ¿y si con las velas pudiéramos operar mágicamente?. En las líneas que siguen, el lector encontrara no simples especulaciones teóricas, sino una verdadera guía para que cada cual pueda libremente actuar en esa magia benévola. Pero cuidado, porque si bien podemos quitarle hierro a este lenguaje hermético, eso no quiere decir que podemos abusar de sus efluvios y de su poder. Es siempre de justicia respetar la llama divina.

El ser humano siempre ha reconocido en el fuego una manifestación divina, no en vano este elemento es una de las puertas que ha de abrirle el sendero de la iluminación.

El hombre nunca ha perdido el sentido mágico de la existencia, ya sea de una u otra manera ha mantenido, como el centauro que lanza la flecha, sus ojos pendientes del firmamento, de los astros, de la naturaleza y de Dios.
De esta forma, el hombre siempre ha reconocido el fuego como una manifestación divina y sabe en su interior que el fuego es la puerta que ha de abrirle el sendero hacia la iluminación.

En la magia de las velas y las veladoras se deben escoger bien el dia, la hora, el planeta, el signo astrológico, el santo protector y su salmo u oración. Nada ha de quedar al azar.

]RECOMENDACIONES A SEGUIR:

El uso tradicional de las velas es muy conocido. Se puede encender una vela para eliminar los malos olores, par celebrar un acontecimiento, para una cena romántica, cuando carecemos de luz eléctrica, etc. También es común el uso de las velas en toda clase de iglesias y religiones, pero el uso que le daremos nosotros a las velas es completamente devocional y mágico, por lo que deberemos observar minimamente un código ético siguiendo las siguientes pautas:

1)Tomar conciencia clara del como, del cuando y del porque, antes de encender una vela.
2)Definir claramente si el trabajo mágico o el deseo devocional es para uno mismo o para otra persona.
3)Si es para otra persona, es indispensable contar previamente con su aprobación y con su deseo. De no ser así incurriríamos en un error básico dentro de lo que es un ritual de Magia Blanca, pues al carecer del fluido esencial eterico de la persona en cuestión, nuestro trabajo seria en vano, nulo e incluso nocivo, tanto para la persona como para nosotros mismos.
4)Escoger minuciosamente el dia, la hora, el planeta, el signo astrológico, el santo protector, la oración o salmo y el color de la vela correspondiente, dependiendo del deseo o la cuestión a formular.
5)Tener presente que la vela puede trabajar como método de protección, o bien como una ayuda para alcanzar un deseo, para cualquier enfermedad o simplemente para pedir luz y guía en nuestro diario vivir.
6)Tomar conciencia de que el uso de las velas o veladoras no es un juego y que por ello no hay que abusar de ellas. Lo que podemos solucionar a través de nuestros esfuerzos personales no requiere ayuda mágica de ningún tipo, procure no caer en el indiscriminado, que solo le llevaría a una dependencia pueril y más tarde inocua, del trabajo mágico de la superstición y sea respetuoso de la llama divina y vera que así obtendrá mejores resultados.
7)Encender una vela es un ritual mágico, es tocar a una puerta, es invocar a unas fuerzas y recurrir a unas esencias superiores a las cuales deberemos recurrir solo en caso de verdadera urgencia.
Mas vale dar que recibir y cada vez que pedimos y nos es dado, debemos ser conscientes de que a nuestra vez tendremos que corresponder en su justa medida, por ello no pidas mas de lo que necesitas y de lo que puedas devolver.

CONSEJOS PARA LAS VELAS Y VELADORAS

1)Solo se puede usar una vela por trabajo o consulta. Esto quiere decir que si por ejemplo, le preguntamos por nuestro futuro inmediato en el plano sentimental, no podremos utilizarla a continuación para referirnos al ámbito profesional de nuestro porvenir. Una veladora para cada cosa.
2)Aunque existen personas que prefieren velas cuadradas, pirámides o grabadas, podemos asegurarle que las velas normales, comunes y corrientes, son tan efectivas como cualquier otra, sin importar su materia de fabricación o cualquier otro factor de su apariencia externa.
3)Es recomendable tener un lugar o una habitación especifica en nuestro hogar donde poder efectuar con los mínimos requerimientos nuestro trabajo mágico con las velas. Preferentemente que sea el lugar mas privado y con menos ruido para hacer más fácil nuestra concentración, puesto que al tener un ambiente favorable nuestro magnetismo funciona mejor y la puerta que conduce a la iluminación se hace más asequible a nosotros. Aunque en casos extremos es válido cualquier lugar.
4)La mesa de trabajo o altar puede ser de cualquier tamaño o forma, pero es importante tener en cuenta que si este altar o mesa tiene otros usos cotidianos en el hogar, deberá cubrirse al efectuar el ritual con el fin de proteger el magnetismo al que estará expuesta. Lo mejor es que la mesa o altar quede cubierto con una ropa de algodón, hilo o seda y que sea exclusivamente para el uso de nuestro trabajo.
5)Cuando se carece de una vela con un color determinado, siempre se puede recurrir a una blanca, pero nunca a la viceversa, ya que esta comprende todos los colores.
6)Es indispensable que en nuestro altar o mesa de trabajo se encuentren representados los cuatro elementos básicos de la naturaleza: Fuego, Aire, Agua y Tierra.
7)El Fuego y el Aire quedan representados a través de la propia vela. En cuanto al Agua y a la Tierra podemos recurrir a una copa o vaso que tenga dicho elemento al que se le añadirá una cucharadita de sal. La Tierra vendrá representada mediante un pequeño puñado de esta.